Las ventajas de un viaje en Autocaravana por Italia

Las ventajas de un viaje en Autocaravana por Italia

Elegir Italia como destino de vacaciones, siempre es buena idea, pero incluso más cuando decides hacerlo en autocaravana.

Nosotros no lo dudamos ni un instante, sabíamos que queríamos ser los dueños de nuestro viaje y olvidarnos de vuelos que se retrasan o equipajes que se pierden. Además, de qué otro modo podemos disponer de un estupendo baño propio en cualquier sitio que decidamos acampar.

Por otra parte, es una forma más barata de viajar, ya que no hay que invertir en hoteles ni depender de sus horas de entrada o salida.

Así es, la autocaravana nos daba mucho juego así que, ya desde el principio programamos nuestro viaje para hacerlo por carretera en nuestra pequeña casita móvil.

Es una forma de turismo más agradable, flexible y adaptable a las necesidades que puedan surgir en el viaje, así como mucho más espontaneo, ya que, aunque planifiquemos nuestro viaje en un mapa de ruta concienzudo siempre podemos decidir sobre la marcha en un momento dado.

La autocaravana te da esa libertad, la libertad de elegir libremente, de no estar sujeto a horarios y pernoctar en preciosos entornos naturales.

Teníamos claro que para sacar partido del viaje tenía que durar un mínimo de dos semanas, de esa manera aprovecharíamos mejor todas las posibilidades que ofrece este tipo de viaje, haciendo muchas paradas por la costa y pernoctando en diferentes campings.

Destino: Isla de Cerdeña

Aunque queríamos visitar las principales ciudades de Italia, nuestro interés era pasar la mayor parte del tiempo de ruta por la Isla de Cerdeña, teníamos mucho de interés de ver en directo un proyecto muy innovador en energías renovables, uno de los mayores sistemas de invernaderos solares del sur de Europa.

Un amigo nos habló de este proyecto para el que Industrias Duero, una empresa con muchos años de experiencia en la fabricación de sistemas de seguridad vial, así como en la fabricación de estructuras metálicas.

Esta empresa se encargó del diseño, cálculo de estructuras, fabricación, galvanizado, instalación y montaje de todas las estructuras metálicas de estos invernaderos solares de Cerdeña.

Teníamos mucha curiosidad por ver estas estructuras ya que tanto mi pareja como yo trabajamos en el sector de las Energías Renovables.

En la península italiana tan solo nos paramos por la zona de la toscana para recorrer sus preciosos paisajes llenos de viñedos y encanto, así como en Florencia y, cómo no, también hicimos una parada especial en Venecia, la ciudad de los canales.

De hecho, para nuestros días en Venecia decidimos madrugar y aprovechar al máximo de la ciudad paseando por sus callejuelas. Visitamos la Plaza de San Marcos, el Ponte Rialto, Ferrovía, así como el mercado de Rialto. Nos encantaron sus palacios flotantes, lo cierto, es que toda descripción de esta ciudad se queda corta. Realmente merece la pena dedicarle un par de días.

Aunque nos costó, finalmente nos decidimos a dirigirnos sin más dilación a nuestro último destino, la isla de Cerdeña.

Nuestro viaje por Cerdeña empezó en Porto Torres, en la costa norte donde empezaba la autovía que seguiríamos en la mayoría de nuestro viaje.

Cerdeña es una isla bastante grande y llena de contrastes, así como de zonas preciosas, sobre todo por la costa. En cuanto podíamos cogíamos las carreteras secundarias, que estaban en mejor estado que la autovía que conecta toda la isla, y nos desviábamos a la zona costera para disfrutar de sus mejores paisajes.

Nos gustó especialmente la zona sur oriental de la Isla, así como los alrededores de Capo Carbonara, una zona caracterizada por sus casas bajas con lo que estropean mucho menos el paisaje costero.

Terminamos nuestra ruta en Alguer, una ciudad preciosa y con muchos edificios históricos, así como playas de arbolado que llegan hasta el mismo borde de arena, acantilados y playas pedregosas.

Al terminar nuestra ruta en autocaravana por Cerdeña, la verdad, es que cuesta elegir con qué parte de la Isla nos quedamos, pero de lo que no cabe ninguna duda es que fue una experiencia inolvidable y sorprendente.

Una de las cosas con las que mejor nos sentimos fue con los 97 invernaderos solares que pudimos ver en directo, todo un testimonio de que las Energías Renovables están cogiendo cada vez más fuerza como fuentes de energía innovadoras y eficaces.