Viajar con niños

teaching-928637_640

Ir de viaje con niños puede ser toda una odisea y no lo digo por el trayecto o por lo nerviosos que pueden llegar  a ponerse sino porque ir con ellos siempre supone un gasto mucho mayor del que tenías planeado empezando, por supuesto, por la ropa porque debes llevar cosas de abrigo por si hace frío, pero que puedan quitarse por si hace calor, cosas cómodas y algo más “mono” por si vais a algún sitio más elegante y, ante todo, hay que llevar muchas mudas porque como son propensos a mancharse hay que ser precavidos. Conclusión: gástate una buena parte del presupuesto del viaje en algo de ropa para los peques. Una buena opción es acudir a esta tienda mayorista de ropa infantil en Internet, ver qué quieres exactamente y, cuando lo tengas claro, acudir a tu tienda habitual.

Hace tiempo que descubrí el truco del almendruco y, desde entonces, siempre lo aplico. Descubrí, debido al camión del reparto, que la tienda donde compro la ropa a mis hijos, que me encanta, tiene como proveedor al Grupo Reprepol y, como siempre tardaban dos horas en probarse las cosas y en elegir qué les gustaba, ahora lo que  hago es entrar en la web del grupo, ver su catálogo de prendas, elegir lo que me interesa y luego ir a la tienda a buscarlo ya con la idea fija. De este modo no tardo nunca nada y siempre encuentro lo que quiero así que os lo recomiendo.

Hay un artículo sobre viajar con niños en el que se dan algunos consejos para no acabar loco y yo he puesto en práctica algunos y la verdad es que funcionan bastante bien. Por ejemplo:

  • Si tenéis pensado viajar fuera del país hay que hacer una lista con los documentos que necesitáis porque hay que tener en cuenta que no sólo debes ocuparte de los tuyos, sino también de los de ellos, y algo que pude parece obvio puede no serlo tanto, la verdad.
  • Si el niño sólo viaja con uno de los dos padres, aunque no estén separados ni nada parecido, os aviso de que va a necesitar un permiso de salida autenticado ante notario y suscrito por quien no viaje con él. En él se debe especificar la fecha de llegada y salida del menor, el propósito del viaje y la identidad de quien viaja con el niño.
  • Si tu hijo es menor de 2 años y el viaje es a un destino nacional, no es necesario pagarle un pasaje, podrá ir sobre sus piernas sin costo adicional. Para salir del país, podrá hacer lo mismo, pero esta vez deberá abonar el 10% de lo que costó su billete.
  • Cuando viaje con un recién nacido no olvide pedir una certificación médica y comentar el caso con la compañía con la que va a viajar porque, de lo contrario, podría tener inconvenientes.
  • Una vez en el lugar de destino, procure que los niños sigan con sus rutinas más importantes como los horarios de alimentación y de sueño.
  • Valora la opción de alquilar un apartamento en lugar de ir a un hotel porque cuando hay niños de por medio puede resultar mucho más cómodo esta opción que la de depender de los horarios hoteleros más comunes.

Deja un comentario