Un abogado para tus vacaciones

Un abogado para tus vacaciones

Accidentes cuando estás de vacaciones
Desgraciadamente no guardo un buen recuerdo de unas vacaciones en Lanzarote. Todo el mundo me habló cosas maravillosas de ese lugar, sin embargo, todo se truncó por un maldito accidente de tráfico, por lo que acabé poniéndose en manos de mis abogados de accidentes, llamados Bgea.

Todo comenzó cuando alquilamos un coche para ir a ver el Timanfaya, lamentablemente el estado de las carreteras es penoso, eso sumado a la velocidad que llevaba el coche que se cruzó con nosotros, provocó que volcáramos. Fuera de cara, a miles de kilómetros, y con un marrón de los lindos.

Por eso os digo que la a primera recomendación cuando sufres un accidente de circulación es ponerse en contacto con abogados especialistas en accidentes de tráfico, es decir, letrados especialistas en Responsabilidad Civil. Es primordial determinar en quién recae la responsabilidad del accidente, sobre todo pensando en el dinero, ya que solo percibirá indemnizaciones quien se determine que no es culpable del accidente o no del todo responsable.

El sistema más utilizado para el reconocimiento de culpas es el parte amistoso de accidente, donde se debe reflejar claramente cómo ocurrió el accidente; si en dicho parte se determina el responsable y este asume su culpa, podremos pasar al siguiente paso. Yo, al llegar la policía, logré que se hiciera el parte contando la verdad, porque el energúmeno que se me cruzó la verdad es que no daba su brazo a torcer.

Indiferentemente de la infracción cometida por el responsable del accidente, la indemnización a la que se tiene derecho está basada únicamente en los daños causados. Mi caso era además complicado, porque como era un coche de alquiler, había una tercera parte en discordia. Afortunadamente el contar con estos abogados de Bgea, fue un alivio, porque lo único que tuve que hacer es ir a declarar al juicio, de los liosos papeles ya se encargaron ellos.

Ahora mismo en daños personales se pueden incluir: los días de baja que hayas tenido en el trabajo, las posibles secuelas, las posibles incapacidades, daños morales y los perjuicios económicos que te haya podido provocar. En mi caso afortunadamente no fue casi nada.

Lo bueno de esta empresa de abogados es solo cobran si el cliente cobra. Pero además hacen un seguimiento y una valoración por médico especialista en valoración del daño corporal. El objetivo de sus abogados en accidentes en Barcelona es conseguir la máxima indemnización posible. Y conmigo, afortunadamente, lo lograron.

Lo que si os recomiendo es que si vivís esta mala experiencia, lo mejor es que os pongaís en manos de un abogado de accidente tráfico, porque está claro que abogados hay muchos, pero con esta especialidad te harán ver de otra manera lo que hay.

Espero que os hayan servido estos consejos por si tenéis un accidente de tráfico durante vuestras vacaciones. Tres años después aún lo recuerdo, y aunque me quedé con ganas de ver más de la isla, por ejemplo aspectos como los Jameos del Agua o la Cueva de los Verdes, creo que tiene que pasar algo más de tiempo para que me replantee volver.

Deja un comentario