El turismo de lujo cotiza al alza en Ibiza

Ibiza constituye uno de los centros neurálgicos del turismo español, capaz de sortear los perniciosos efectos de la crisis generando alrededor de 2.300 millones de ingresos que son aportados por los 2.427.458 de visitantes llegados en el año 2013, según indica el Observatori balear de Turisme a partir de la Encuesta de Gasto Turístico (Egatur) del Instituto de Estudios Turísticos (IET). En este sentido, y en contraste con una demanda española estancada, Ibiza representa una de las principales puertas de entrada al territorio nacional de turistas extranjeros. Son, por lo general, visitantes europeos, puesto que 703 de estos millones pertenecen a súbditos británicos y otros 310 a turistas procedentes de Italia. Aparte de estos dos países hegemónicos en el turismo ibicenco, en conjunto, otros 873 millones de euros se reparten entre otras nacionalidades de la Unión Europea como alemanes, holandeses, franceses y suizos, cuyo incremento se traduce en casi un 13 % respecto del curso anterior. De hecho, los holandeses protagonizaron la gran subida de la temporada, con casi un tercio más de visitantes, hasta alcanzar las 122.011 personas. Sin embargo, esta masa turística no se corresponde siempre con la imagen tradicional de fiesta nocturna, música electrónica, alcohol desbarrado y pérdida de inhibiciones, sino que actividades como navegar en yates de lujo en Ibiza para descubrir sus calas más recónditas y hermosas, realizar exclusivos recorridos gastronómicos y, en definitiva, practicar el ocio de lujo, representa un sector turístico al alza, promocionado incluso desde las instituciones oficiales.

Confirmando esta tendencia, el informe de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN) acerca del sector de las embarcaciones de recreo indica que las Islas Baleares son la provincia líder en el número de matriculaciones durante el año 2014, seguida de Barcelona y Cádiz. 634 embarcaciones registradas que se traducen en un aumento de alrededor del 15% de la flota disponible. El precisamente el alquiler de yates en Ibiza, Formentera, Mallorca y Menorca el que aprecia en mayor medida este repunte que, después de seis años de descenso, sitúa por fin al mercado del ocio náutico con datos positivos. Y es que el alquiler de embarcaciones de ocio muestra un reconfortante alza con un crecimiento del 56 % respecto a los números de 2013, lo que en concreto representa 373 nuevas matrículas, indica la ANEN.

Entre los mayores demandantes de este turismo de lujo se encuentran los países asiáticos, como Japón, China, la India y, sobre todo, Oriente Medio, favorecidos por los beneficiosos tipos de cambio de sus monedas respecto del euro y a la proliferación de planes de vuelo con menores escalas, concepto que en cambio sí penaliza a otro de los bastiones extranjeros de Ibiza, el turista ruso, que al menos logra mantenerse estable ante las dificultades logísticas. Desde Fomento de Turismo, la gerente Ángeles Nogales explicaba en una entrevista concedida al diario El Mundo el pasado mes de julio que la entidad maneja un catálogo diseñado en exclusiva a este segmento de turistas calificado como ‘premium’. «Nosotros gestionamos una serie de empresas, con productos destinados a este segmento. Nos preguntan por qué nos hemos involucrado en crear esta marca de calidad y nuestra idea es que este turismo atrae a muchos empresarios y artistas y pensamos que es importante dar un apoyo a los que generan riqueza para la isla y están aquí todo el año», indicó la responsable, quien destacó la influencia positiva que ejerce la presencia de la isla pitiusa en las revistas como lugar de vacaciones asociado a nombres de celebridades, artistas y deportistas de élite. «Que la isla salga todos los días en televisión o en revistas, con imágenes de las vacaciones de los famosos, no es ninguna tontería porque todos leemos una revista o vemos un programa y así, esta gente es precursora a la hora de vender nuestra imagen turística y el resto de visitantes reserva sus vacaciones tratando de imitar esa vida de los más privilegiados» reiteró Nogales a propósito de lo que considera «una parte importante de promoción turística» a la que conviene corresponder por medio de una excelencia en el servicio que venda la imagen adecuada de la isla. Una postal publicitaria en vivo que implica, entre otras cuestiones, contener la masificación turística que afecta a algunas regiones de la isla debido al exceso de oferta, fomentar la atención en el idioma nativo del visitante y proveer al sector de una estructura administrativa y legal que facilite la conservación de la esencia característica de Ibiza.

Deja un comentario