Las playas de Galicia

Las playas de Galicia

Normalmente cuando hablamos de sol y playas pensamos en el levante, tanto por sus costas como por su tendencia turística, pero hoy quiero hablaros de Galicia, una zona con un paisaje exquisito que tiene unas playas sin nada que envidiar a las de Valencia o Alicante y que pueden ser toda una experiencia para este verano. A veces pensamos que si recurrimos al norte debemos de renunciar a algunas experiencias turísticas como los típicos patinetes en la playa y esto es un pensamiento erróneo porque hay empresas, como fabricahidropedales.com que distribuyen sus productos también en las playas del Cantábrico.

Hace unos días comenté con la familia que querían ir 15 días este verano a Galicia y, totalmente equivocados, me dijeron que el norte es para visitarlo en otoño o incluso primavera, pero que en pleno agosto hay que ir al levante o al sur de España, donde podemos disfrutar de sol, playa y chiringuitos por todas partes. Mi prima, muy inteligente ella (o eso cree) incluso me llegó a decir que en el norte no iba a poder encontrar ni patinetes en las playas y yo, sólo por darle en las narices, me puse a buscar con el móvil información para demostrar lo equivocados que estaban.

En seguida encontré Hidropedales Marengo, que distribuyen a toda España y están considerados uno de los mejores. Cogí la web, la puse en pantalla grande en el móvil y le di el aparatito a mi prima. Pero ella, erre que erre con que no importa lo que distribuyan o donde, se trata de que haya o no haya. No hay más ciego que el que no quiere ver.

shutterstock_314947052reducida

La obviedad

En La Voz de Galicia hay un artículo sobre la apertura del plazo de solicitud por parte de Costas para dar permisos para instalar servicios de verano en las playas. ¿De verdad creen que se darían permisos si luego no hubiera servicios? Hablamos de expendedores de bebidas, hidropedales, hamacas, terrazas e incluso escuelas de surf porque si no lo habían pensado, en Galicia se hace mucho surf gracias a las olas que manda el mar cantábrico hasta las cosas españolas en esa zona.

Las playas gallegas son todo un espectáculo de color, con su arena, las rocas que crean formas increíbles en la costa, el sol que aprieta pero no ahoga como en el mediterráneo, y los mismos chiringuitos de playa que puedes encontrar en Benidorm pero mucho menos abarrotados.

A veces pienso que yo soy la única inteligente de la familia o que el resto de los seres que comparten mi sangre tienen genes “cazurros” o algo así.

Sea como sea yo no voy a cambiar de opinión y quiero trasladárosla a vosotros desde aquí porque a veces me doy cuenta de que cuando a las personas se nos mete algo en la cabeza cuesta mucho sacarlos después y actualmente parece que sólo vale la costa de levante, las canarias o las baleares para veranear en la costa y no es así, tenemos mucha más costa que todo eso y la pasamos por alto. Hay que empezar a aprender a tener la mente un poquito más abierta.