Viajar a Alemania para comprar un coche

Viajar a Alemania para comprar un coche

Viajar a Alemania para comprar un coche  y de paso conocer el país puede merecer la pena. Así, en caso de no conocer el país teutón matamos dos pájaros de un tiro. Eso sí, el regreso, se puede planear de dos formas, regresando en el vehículo o hacerlo en camión.

Volver en coche

Se puede encontrar multitud de información sobre la ruta, pero todas superan los más de 100 euros de carburante y unos 74€ de peaje, la mayoría en Francia y llegando por ejemplo a Barcelona, pasando por la Junquera.

Volver en camión

En el caso de que se quiera traer a España el coche en camión, como nos recomiendan Transportes Cars, conviene informarse bien de las posibilidades que hay con compañías que trabajen en nuestra zona de influencia y dispongan de buenas opiniones, además de preguntar todas las dudas que podamos tener.

Hay que pensar también que si no se matricula el coche en Alemania, va a ser imposible circular hasta que no se tramite la documentación en España. Lo mejor es que el porte se haga hasta el centro ITV más próximo a nuestro domicilio, o incluso convencer al chofer del camión a que termine la misma, cargar el coche de nuevo y que lo lleve a nuestro hogar.

Si hablamos de los plazos de recogida y de agrupación de los vehículos, es algo complicado de predecir. Si hay suerte, el coche se transporta al almacén central del transportista en uno o dos días, quedándose ahí otros dos o tres días más, mientras pasa a agruparse lo que quede de la carga.

Luego va a permanecer algún día más en un depósito de distribución en España, pasado lo cual se transportará hasta el domicilio. Si todo va bien, el coche va a tardar del orden de 12 días, en su llegada a España. En la práctica el plazo suele tardar bastante más y no suele ser inferior a las dos o tres semanas de plazo.

Quienes son las personas más adecuadas para obtener plaza en este tipo de transporte por camión suele ser el que vende el coche. Los vendedores normalmente suelen usar mucho este servicio y disponen de los contactos más adecuados para hacerlo.

El coche se tiene que custodiar en algún lado, por lo que lo más seguro es que el transportista va a tardar una serie de días en recogerlo, siendo el mejor sitio donde lo hayamos adquirido. Una vez se tome la decisión de adquirir el coche en un lugar en concreto, lo mejor es condicionar la adquisición a que se resuelva este punto.

Descarga

No olvidemos que si el coche parte de Alemania sin las placas de la matrícula no se va a poder mover de España. Aunque de todas maneras, pese a que se transporte en camión, se puede matricular en Alemania y que se pueda disfrutar en cuanto el camión lo descargue.

En el caso de que se opte por no matricularlo, lo mejor es que el porte se contrate hasta el centro ITV más próximo a nuestra localidad, probando a convencer al conductor como decíamos antes de que se espere al final de la revisión.

Cuando se descargue el coche hay que pagar el porte al transportista y firmar la recepción. Hay que revisar de manera concienzuda el coche y no dudar a la hora de escribir los desperfectos que se puedan observar en la hoja de recepción. Si sumamos esto a las fotos antes de que se embarque, podemos contar con la mejor base para poder hacer la pertinente reclamación al transportista o a la compañía de seguros.

Tarifas para orientarse

Cada transportista tiene una serie de tarifas, las cuales van a depender de los puntos de carga y de descarga. Salvo otra opinión, el transporte se debe pagar de manera directa al chofer cuando se descargue el coche.

Como puedes suponer, hay muchísimas empresas que están especializadas a la hora de transportar coches a nuestro país, desde los países más demandados, caso de Alemania, Bélgica o Francia.

Las razones por las que estos son los países más demandados, es porque suelen cambiar más a menudo de coche que nosotros y las condiciones de los vehículos suelen ser buenas, pues tienen bastantes autopistas o autovías.

Así los coches sufren menos, aunque ya sabemos que siempre hay conductores y conductores que pueden tratar de mejor o peor manera el coche.

Las opiniones suelen ser favorables en la gran mayoría de los casos, por lo que recomendamos este tipo de compra si lo ves claro y te gusta el vehículo.