Visitando el paraíso natural asturiano

Visitando el paraíso natural asturiano

Como bien dice la imagen corporativa de turismo del Principado de Asturias, “Asturias Paraíso Natural”, una escueta frase que resume de una manera muy gráfica toda la naturaleza y todo lo que en esta provincia y comunidad española nos podemos encontrar.

Cuando cruzamos sus límites nos encontramos con una orografía sumamente accidentada que conforma la cordillera cantábrica con picos tan importantes que alcanzan cotas de hasta los 2.650 metros de altura como el Torrecerredo, el pico Tesorero con 2.570 m. o el emblemático Naranjo de Bulnes, Picu Urriellu en Bable, situado en el Parque Nacional de los Picos de Europa, con 2.519 m. punto destacado entre los deportistas que practican la escalada, en especial por los 550 m. de pared vertical de su cara oeste.

Tierra de grandes Parques Naturales, en el año 1988 el primero en recibir este reconocimiento fue el Parque Natural de Somiedo, con una extensión de 283 km2. Actualmente forma parte de la Reserva de la Biosfera y de la Carta Europea de Turismo Sostenible. En el año 1996 se declaró el Parque Natural de Redes con 38.000 hectáreas de extensión y su reconocimiento como Reserva de la Biosfera llegó en el 2001. En el año 2002 se realizó la declaración del Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, con 555 km2 de extensión y Reserva de la Biosfera.

El Parque Natural de Las Ubiñas – La Mesa, con 451 km2 cuenta con unas de las mejores representaciones rupestres del noroeste peninsular, así como representaciones pictóricas de la Edad de Bronce – Edad de Hierro, si bien el más conocido y representativo de todos los Parques Nacionales Asturianos es el de Los Picos de Europa, con 646 km2 de extensión. En él se hallan los míticos lagos Enol y Ercina donde se gestó la legendaria historia de Asturias, así como el Real Sitio de Covadonga, lugar de peregrinación a la cueva donde se halla la Virgen de Covadonga, patrona de Asturias y conocida popularmente como La Santina.

Junto con la orografía montañosa también llaman la atención sus grandes valles que discurren entre las inmensas montañas y donde se ha asentado gran parte de la población, como el valle del Nalón, situado en plena cuenca minera, bañado por el río Nalón que le da nombre y que es el más largo de todo el territorio asturiano. El valle del Narcea, situado en el occidente asturiano, el valle de Teverga, el valle de los Oscos o el valle del Sueve. También es importante destacar la Vega de Urriellu, un valle de origen glaciar cuaternario, situado en la base del Picu Urriellu.

En medio de tanta naturaleza, la fauna tiene que ocupar un lugar privilegiado, así lo podemos ver con el urogallo o el Ursus arctos más conocido como oso pardo europeo, uno de los animales más esquivos y que en Asturias, uno de los reductos donde vive en libertad, hay contabilizados unos doscientos ejemplares.

Asturias también es una provincia y comunidad que mira al mar, en concreto al Mar Cantábrico, y en sus 334 km. de costa se pueden encontrar infinidad de puertos, playas, ensenadas… como la increíble playa del Gulpiyuri, situada en el municipio de Llanes y declarada Monumento Natural, que cuenta con la singularidad de ser una playa interior que solamente se inunda cuando hay mareas vivas, lo que le aporta la apariencia de una piscina salada. Además, también cabe destacar los Bufones de Arenillas, también situados en el municipio de Llanes y declarados Monumento Natural, un espectáculo natural donde el agua del mar sale con fuerza a través de las rocas formando un surtidor de varios metros de alto y un sonido espectacular. Y en medio de toda esta divina naturaleza quién no desea pasar al menos unos días de descanso y desconexión en esta maravillosa tierra. Para ello, la mejor opción que os proponemos pasa por visitar Ruralzoom, una plataforma turística y portal de turismo rural activo donde se puede encontrar una gran oferta turística en casas rurales, apartamentos rurales, hoteles rurales, campings, bungalós, restaurantes, actividades de aventura, actividades para visitar, etc.

La gastronomía asturiana

Muchos, variados y sabrosos son los platos típicos de esta preciosa tierra asturiana, entre ellos destaca la mundialmente conocida fabada asturiana, con su morcilla, sus chorizos, su panceta y por supuesto sus fabas asturianas. El chorizo a la sidra, cocinado en ese oro líquido que es su bebida estrella, la sidra. El pote asturiano, el bollo preñao, el pitu de caleya, el pastel de cabracho, las fabas con almejas, el pixin a la asturiana… Sin olvidar sus exquisitos postres como los frixuelos, las casadielles, el carballón, los borrachinos, el arroz con leche, etc.