Dónde traducir los documentos oficiales que necesites en el extranjero

Dónde traducir los documentos oficiales que necesites en el extranjero

Hoy quiero comentaros una experiencia que me pasó hace unos años y que quizás os sirva de ayuda o inspiración a algunos de vosotros que podáis encontraros en una situación similar y necesitéis consejo. El caso es que yo llevaba tiempo trabajando en Madrid, que no es mi ciudad natal, ya que yo soy gallega. Mi educación primaria y secundaria la hice en casa de mis padres, en el pueblo, así que, por lo tanto, mi examen de selectividad de aquel entonces fue hecho también en gran parte en gallego. Pues estando ya en Madrid trabajando como administrativa se me metió el gusanillo de estudiar una carrera. Tenía ilusión por tener una educación superior y me decanté por Filología hispánica.

Y entonces llegó el problema: me pidieron la tarjeta con la nota de la selectividad, y esta venía en gallego, así que la tuve que traducir. Para esto no vale cualquier cosa, deberíamos poder llevarla a la universidad así y que ellos se arreglasen, ya que no dejan de ser dos territorios del mismo Estado, pero nada, necesitas un traductor jurado.

Total, que al final arreglé el tema porque encontré una mujer en la Secretaría de la universidad que me quiso hacer la vista gorda y porque en la tarjeta no había tampoco ninguna otra cifra que se pudiese confundir con la nota, así que no encontró posibilidad de error y me dio el papel por bueno.

Pero hace unos meses la cosa estaba (y sigue estando) tan mal en España que tuve que decantarme por emigrar, como habían hecho muchos de mis paisanos años atrás. Como decía el intelectual Castelao: “El gallego no protesta, emigra”. Y eso me pasó a mí, primero a Madrid y después a Escocia.

En Escocia quise trabajar como profesora de español, que es lo que hacemos casi todos cuando salimos fuera como primera opción. Es lo bueno que tiene nuestro idioma, que está en expansión y que nos abre muchas puertas, así que podemos dar clases particulares a jóvenes y adultos.

Pero cuando quieres ejercer ya de una forma más seria, en institutos o en entidades oficiales o para las que te solicitan algún tipo de certificación, necesitas llevar tus papeles en regla. Y a mí me volvió a pasar como con la selectividad, que me los pidieron traducidos de forma oficial.

De esta forma descubrí cómo solucionar esto con una empresa española con traductores jurado de alemán, inglés, catalán, etc. Un montón de idiomas. Se trata de Jti, una compañía donde te ofrecen el mejor servicio de traducción jurada, fruto de más de ocho años de experiencia como grupo de traductores jurados – traductores jurados oficiales que es ya un referente en este sector a nivel nacional.

traducciones_web

Viaja con tus documentos por todo el mundo.

Traducen diariamente a más de 30 idiomas: alemán, árabe, bielorruso, búlgaro, catalán, checo, chino, coreano, croata, danés, euskera, finés, francés, gallego, griego, hebreo, húngaro, inglés, italiano, japonés, latín, lituano, macedonio, neerlandés, noruego, persa, polaco, portugués, rumano, ruso, serbio, sueco, ucraniano…

No obstante, no solamente se dedican a las traducciones de documentos oficiales, sino que también cogen trabajos de traducción de páginas web, licitaciones, folletos, flyers, dípticos, trípticos, balances financieros y cuentas anuales, instrucciones de uso, manuales, etc.

Como os decía al principio, son una empresa de garantías para realizar todo este tipo de trabajos, así que no dejéis pasar ninguna oportunidad de trabajo porque no tener los papeles traducidos, ya que en un periquete ellos os pueden solucionar estos problemas.

Deja una respuesta